El ozono es un gas oxidante, por lo que posee una gran capacidad de desinfección y desodorización en poco tiempo. Además es mucho más eficaz que otros agentes biocidas. En el tratamiento de aire, no sólo contribuye a reducir la carga microbiana, sino que también destruye olores producidos por el tabaco, granjas de animales, gases orgánicos, etc. El ozono es microbicida, viricida, bactericida, fungicida, germicida y desodorizante, y una vez ha realizado su función, se transforma en oxígeno.

 

Con el tratamiento de ozono eliminamos de forma rápida y eficaz, bacterias, hongos y virus; así como olores de origen orgánico e inorgánico. De esta manera evitamos también el contagio de gripes y otras enfermedades.

 

En las tapicerías de los vehículos siempre quedan restos de diferentes productos, vertidos y olores; incluso el aire acondicionado desprende un olor molesto. Esto provoca que, aunque a simple vista sea casi inapreciable, se convierta en  un campo de cultivo de hongos, moho, virus, etc. Por esta razón el oxígeno activo es muy necesario, puesto que es más rápido que otros tratamientos.

 

El ozono no disfraza los olores, los elimina, y también a sus causantes.

 

SELF CLEAN CAR otorga un distintivo de desinfección a todos los vehículos, hecho especialmente indicado para los vehículos de transporte público de pasajeros, puesto que asegura la desinfección del vehículo.

 

Además, estamos autorizados por el Institut Metropolitano del Taxi de Barcelona para realizar desinfecciones de taxis, por lo cual les otorgamos un certificado del trabajo realizado.